Aguas negras y blancas, el insoportable calvario de los vecinos de La Marina en Catia La Mar

Canal de aguas negras

 

 

 





El derrumbe de una parte del estadio de béisbol El Campito, ubicado en la Marapa Marina, ha desencadenado una serie de problemas para los residentes de la urbanización La Marina.

Por Corresponsalía lapatilla.com

Este derrumbe ocurrió en diciembre del año 2022 cuando las intensas lluvias afectaron gran parte del estado.

En un recorrido realizado por nuestro equipo de Corresponsalía, se pudo constatar que tras el colapso de una parte del estadio, se vio afectada la cancha deportiva utilizada por los niños y jóvenes del sector, pero también la canal de aguas negras.

Esta última situación ha provocado el desbordamiento de cloacas e inundaciones en las viviendas de los vecinos que residen en la parte posterior del estadio.

Aguas negras inundan las calles

Según el testimonio de uno de los residentes del lugar, el desbordamiento de aguas servidas ha generado serios inconvenientes, provocando que el pantano se mezcle con la cloaca proveniente de la urbanización Marapa Marina y entre en las viviendas.

A pesar de haber solicitado ayuda a la Alcaldía y Gobernación, la respuesta ha sido insuficiente.

Carlos Martínez (*) señaló que funcionarios de ambos entes gubernamentales visitaron el lugar hace más de seis meses, prometiendo realizar trabajos que le den una solución al problema, pero hasta la fecha no se han concretado acciones efectivas.

De acuerdo con lo detallado por el denunciante, cuando llueve, la canal se desborda y se repite el mismo escenario.

Lo que queda de la cancha deportiva

 

 

 

Señaló que, ante la indiferencia de los entes gubernamentales, entre los mismos vecinos se han organizado para ejecutar trabajos que ayuden a paliar esta situación.

Y es que esto fue considerado como una burla por parte de los residentes que allí habitan, puesto que cuando emitieron su denuncia, el personal de la Gobernación informó que su prioridad era otra: “Dijeron que primero tenían que ocuparse de la Cinta Costera y luego venían a reparar esto porque, según ellos, eso es un trabajo de demasiada envergadura”, explicó Martínez.

Aguas blancas brillan por su ausencia

Además de verse afectados por la problemática de las cloacas, el suministro de agua potable también afecta a esta comunidad.

Los residentes indican que el ciclo de distribución de agua programado cada 21 días, no se cumple adecuadamente, ya que cuando finalmente llega el suministro, este dura solo unos minutos debido a constantes roturas en las tuberías.

Esta situación ha obligado a los residentes, incluyendo niños, personas mayores y con enfermedades graves, a cargar agua en recipientes porque el suministro por tubería es imposible.

Según explicó Martínez, en una reunión sostenida con Alexis Rumbos, secretario general de Desarrollo Político de la Gobernación del estado, se les indicó que el tanque de agua, ubicado en el sector “es de Marapa Marina”, y que debía abastecer primero a esa urbanización, dejando a los vecinos de La Marina en segundo plano.

La falta de respuesta y soluciones a estas problemáticas ha generado malestar entre los residentes, quienes exigen a las autoridades priorizar la limpieza de la canal de aguas negras y realizar el mantenimiento necesario en las tuberías para garantizar un suministro de agua potable para todos los sectores afectados, incluyendo La Marina, La Soublette y Santa Cruz.

De estas últimas comunidades llegan personas a abastecerse de agua, debido a que tampoco lo reciben por las vías ordinarias.

(*) Se sustituyó el nombre del denunciante por temor a represalias.