Justicia pide madre de un adolescente que murió tras ser atropellado por un transportista en Táchira

Justicia pide madre de un adolescente que murió tras ser atropellado por un transportista en Táchira

 

Los sueños de Johan Rincón, un joven de tan solo 16 años, se apagaron la noche del pasado sábado 25 de noviembre, cuando se encontraba celebrando con un grupo de amigos en un sector de San Josecito del municipio Torbes, el encendido de luces de la Navidad.

Por Luz Dary Depablos / Corresponsalía lapatilla.com

Lamentablemente, el conductor de una unidad de transporte público, al parecer bajo los efectos del alcohol, habría atropellado a varias personas que se encontraban en el sitio, hiriendo de gravedad al joven tachirense.

El estudiante del último año de bachillerato, según lo indicado por su progenitora, Karelys Moncada, la noche que fue embestido por la unidad de transporte público de la línea Rómulo Gallegos, lamentablemente le causó tres fracturas craneoencefálicas, por lo que fue sometido una cirugía de emergencia en el Hospital Central de San Cristóbal, adonde fue trasladado por funcionarios de Protección Civil.

Igualmente, sus familiares indicaron que el accidente le causó una obstrucción en uno de sus pulmones, lo que le habría generado una hemorragia que finalmente le ocasionó la muerte.

Karelys Moncada pide a William Tarek Saab y las demás autoridades correspondientes que se aplique todo el peso de la ley sobre el presunto culpable, quien se encuentra detenido de manera preventiva en el Comando de Tránsito, ubicado en avenida La Marginal.

Asegura que otras personas también fueron atropelladas y, por fortuna, no de gravedad, pues pudieron levantarse a prestar ayuda a su hijo, quien lamentablemente fue el que recibió el mayor impacto.

La madre tachirense expresó que su hijo era “un niño noble y trabajador”, que soñaba con ser contador público y viajar por el mundo. Apoyaba a su padre en trabajos de construcción y era muy querido por sus familiares y amigos.

Las palabras de afecto se hicieron sentir entre sus seres queridos y vecinos. Igualmente, sus compañeros de promoción le rindieron un homenaje en el liceo Ezequiel Zamora de El Palmar de La Copé, municipio Torbes, donde tocaron el último timbre. Entre globos blancos y anécdotas despidieron al compañero que no pudo graduarse de bachiller. Johan era el tercero de sus cuatro hermanos.