Mbappé halló resquicio en el muro polaco y fusiló dos veces a Szczesny

El defensa polaco #02 Matthew Cash lucha por el balón con el delantero francés #10 Kylian Mbappe. (Foto de ANDREJ ISAKOVIC / AFP)

 

 

Didier Deschamps apostó por su carta más alta, el goleador Kylian Mbappé, para emular desde octavos de final el éxito galo de la pasada Copa del Mundo. Polonia, de escasos recursos ofensivos, intentó a medias contener la explosividad rival. El marcador cerró (3-1) a favor de Francia, que buscará superar también a su próximo contrincante en cuartos de final.

Por Daniel Mendez Chacón | lapatilla.com

El partido arrancó como se suponía, con una elevada presión de Francia, ávida por recuperar el balón en zonas adelantadas y generar peligro en breve. Sin embargo, el mediocampo polaco sorprendió con la justa precisión de sus pases, para saltar la marca contraria y ganar confianza de a poco.

El defensa de Francia #18 Dayot Upamecano lucha por el balón con el delantero de Polonia #09 Robert Lewandowski. (Foto de FRANCK FIFE / AFP)

 

Tras el primer cuarto de hora, los embates de “Les Bleus” no consiguieron doblegar la saga que defendía al guardameta Wojciech Szczesny, el de mejor rendimiento en toda la fase de grupos de Qatar 2022. Un remate potentísimo de fuera del área grande de Aurélien Tchouaméni fue la jugada más peligrosa. En breve, el incombustible goleador Robert Lewandowski respondió y estuvo cerca de batir a Hugo Lloris, pero su disparo se fue desviado por muy poco.

Contrario a todas las predicciones, los galos perdieron metros en la cancha ante un conjunto vestido de blanco revitalizado tras clasificarse a duras penas hasta la actual instancia. Su nutrido mediocampo le cerró todas las opciones de pase a Francia, mientras Piotr Zielinski y Grzegorz Krychowiak le ganaban la mayoría de duelos individuales a Tchouméni y Adrien Rabiot. Inclusive, el joven centrocampista del Real Madrid se ganó una merecida tarjeta amarilla, señalada por el principal venezolano, Jesús Valenzuela, luego de que el carrilero Przemyslaw Frankowski fuera derribado. El tiro libre posterior de Lewandowski no fue positivo para sus intereses.

El defensa de Francia #05 Jules Kounde, el defensa de Francia #04 Raphael Varane y el portero de Francia #01 Hugo Lloris alcanzan el balón. (Foto de Odd ANDERSEN / AFP)

 

Tampoco Polonia pudo capitalizar la jugada más peligrosa hasta los 40 minutos, cuando hasta tres remates fueron repelidos al borde de la línea de gol por Lloris y sus defensores, Theo Hernández y Rafael Varane. A continuación, el viejo axioma futbolístico “el que no hace, le hacen”, se cumplió a cabalidad.

El delantero de Francia #09 Olivier Giroud patea el balón y marca el primer gol de su equipo. (Foto de Odd ANDERSEN / AFP)

 

Luego de que los galos chocaran una y otra vez contra el muro polaco, finalmente Mbappé logró encontrar un resquicio para darle un balón preciado al delantero Olivier Giroud, que llegó a tiempo a la cita y, de primera, batió a Szczesny con un exquisito remate colocado. Así cerró la primera parte, con una victoria parcial de Francia, quizás “injusta” visto el esfuerzo de Polonia.

El juego se reanudó con una cabalgada de Ousmane Dembélé, quien fue derribado muy cerca del área por el lateral Bartosz Bereszynski, quien se ganó el cartón amarillo.

El delantero de Francia #09 Olivier Giroud patea el balón. (Foto de Odd ANDERSEN / AFP)

 

El director técnico Czeslaw Michniewicz apostó por subir las líneas de su equipo y meter dos cambios ofensivos, que incluían al atacante Arkadiusz Milik, para acompañar a Lewandowski en el área. Pese a refrescar a sus volantes, la estrategia polaca falló al minuto 74 ante la excelsa calidad gala.

En una jugada de peligro, casi pescada por Lewandowski, apareció Antoine Griezmann, quien despejó cual defensor y le dejó una pelota servida para el contragolpe de Giruod. Este último le dejó el balón a Dembélé y arrastró el marcaje de la zaga polaca, que no cubrió a Mbappé, quien tuvo un par de segundos para recibir y ajustar el periscopio antes de lanzar un misil indetenible de 47 Km/h. Francia doblaba así la ventaja para prácticamente sentenciar el partido.

El portero de Polonia #01 Wojciech Szczesny recibe un gol del delantero de Francia #10 Kylian Mbappe. (Foto de FRANCK FIFE / AFP)

 

Tras el gol, Polonia pareció bajar los brazos y Francia lo aprovechó al borde del final con otro gran gesto técnico de Mbappé, quien recibió un pase desde la banda de Marcus Thuram y repitió la misma dosis: buen control y un sablazo al segundo palo de Szczesny, que solo pudo ver cómo se movían sus redes con impunidad.

El delantero de Polonia #09 Robert Lewandowski marca un penalti que supera al portero de Francia #01 Hugo Lloris. (Foto de Odd ANDERSEN / AFP)

 

La última emoción del encuentro llegó a manos de la abatida Polonia, que puso el gol de la honra. Una mano del central Dayot Upamecano provocó que Valenzuela fuera ante la pantalla del VAR a revisar la jugada y sentenciar luego el penalti. En primera instancia, Lloris detuvo el remate flojo de Lewandowski, pero el árbitro principal advirtió que el portero galo no tocaba la raya de gol al detener el disparo y ordenó la repetición. Esa vez, el artillero polaco no falló y logró un gol agridulce que en nada cambiaba la historia.

Los seleccionados de Deschamps tendrá tiempo para descansar lo suficiente y justificar también en cuartos de final su candidatura a revalidar el título más importante del fútbol mundial.

Captura: SoccerWay.com

 

Captura: SoccerWay.com