Un niño de tres años se lanzó contra delincuentes para salvar a su papá de un atraco

Niño de tres años se lanzó para salvar a su papá de un atraco

 

 

 

El menor evitó que le dispararan a su padre. Sin embargo, una bala mató a otra persona.

Por eltiempo.com

Un niño de tres años de edad empujó a uno de los tres delincuentes que pretendían robar la camioneta de su padre, en los exteriores de su vivienda, ubicada en el distrito de Pachacamac, Perú.

El padre se resistió al robo y fue golpeado. Los asaltantes se retiraron, pero durante su huida realizaron disparos al aire y un vecino murió al ser alcanzado por una bala.

El video, captado por una cámara de videovigilancia y difundido por el medio ‘América Noticias’, muestra cuando la víctima, cuya identidad se mantiene en el anonimato por seguridad, llegaba a su vivienda situada en la ampliación Los Jazmines de José Gálvez (Pachacamac), cuando fue interceptado por tres delincuentes.

En las imágenes se puede ver cuando el hombre es reducido por los ladrones y aparece su pequeño hijo de tres años. El menor de edad salió corriendo y sin medir el peligro se lanzó para empujar a uno de los delincuentes.

“Es preferible regresar a mi tierra, Apurímac porque seguir aquí en Lima no vale, la vida no vale nada. Eran tres sujetos y uno de ellos tenía pistola. Como me resistí en un primer momento me tiraron un golpe con la cacha en la cabeza y perdí el conocimiento”, contó el padre de familia.

“Abracé a mi hijo y lo tuve cerca de mi pecho para protegerlo. Ahí es donde le cayó un ladrillazo a uno de los delincuentes y ya pude escaparme y entrar a mi casa. De ahí salieron mi esposa, mi hermana y les tiraron piedras”, agregó.

Tanto el padre de familia, el niño de tres años y los otros familiares resultaron ilesos de este violento intento de robo de una camioneta en Pachacamac.

Un vecino muere de un balazo

Los delincuentes al saber que no podían obtener la llave de la camioneta para robársela, emprendieron la huida y fue en ese momento que un grupo de vecinos se fueron con piedras y comenzaron a perseguirlos. Sin embargo, uno de los proyectiles disparados por los maleantes impactó contra un residente, lo que provocó su muerte.

Se trataba de Enrique Moisés Rosas Nolasco, quien dejó a una esposa y cinco hijos en la orfandad. “Por favor su apoyo porque los niños son huérfanos y ahora no tienen ni para comer”, dijo el hombre que intentaron robar en un principio.