Los maestros tachirenses se “alebrestaron” y llevaron una urna a la residencia de Bernal (Imágenes)

 

Una protesta de maestros y trabajadores de la administración pública se movilizó hasta la residencia oficial del gobernador chavista del estado Táchira, sitio donde exhibieron una urna en señal de muerte de la Oficina Nacional de Presupuestos (Onapre).

Por Anggy Polanco / Corresponsalía La Patilla

Una comisión de maestros fue recibida por diputados en la residencia del gobernador, la cual permaneció custodiada por funcionarios policiales. En el escrito exigen a Freddy Bernal que no ponga como escudo a la Onapre a la hora de pagarles a los empleados que dependen del Ejecutivo regional.

La presidenta encargada de la Asociación de Profesores de la Universidad Nacional Experimental del Táchira, Carolina Casanova, expresó la necesidad de seguir protestando, en defensa de sus derechos, por el pago de las vacaciones completas, pues esos beneficios no son un regalo.

Pedro Guillén, docente del estado Táchira, se preguntó dónde están los diputados encargados de hacer cumplir las leyes venezolanas, por lo que pidió a los parlamentarios del Consejo Legislativo que han estado acompañando las protestas, que ya es hora de exigir una revisión de la situación de los docentes estadales y declarar la emergencia salarial en la entidad.

 

 

“Gobernador de Táchira, si necesita que lo acompañaremos, no tenemos ningún problema, nos vamos para Caracas, pero vamos a buscarle la solución a esta situación”, expresó Guillen.

Rubén Montevideo, profesor de un colegio adscrito a la Asociación de Colegios Católicos de Venezuela (Avec), relató que desde hace dos años la partida del convenio del Ministerio de Educación no llega completa, motivo por el cual los colegios de Avec tienen que cobrar una matrícula en dólares.

“Aquí no estamos reclamando el bono vacacional, aquí estamos reclamando derechos humanos. Yo como cualquier profesional lo merezco. Ya nos amenazaron que nos van a mandar una marea roja si nos vamos a paro. Ya basta, yo tengo derecho a tener calidad de vida”, refirió Montevideo.

 

Agregó que el profesor no tiene por qué tener otro trabajo, porque se preparó para educar a la sociedad, no para vender verduras ni limpiar casas.