Más de 15 años engañados por Chávez: Francisca Duarte, el barrio olvidado de Bolívar

Más de 15 años esperando por la promesa de Chávez: Francisca Duarte, el barrio olvidado de Bolívar

 

 

 

Vecinos del barrio Francisca Duarte, ubicado en la parroquia Chirica de Ciudad Guayana, en el estado Bolívar, denunciaron las precarias condiciones en las que habitan. Dijeron que desde hace 15 años están esperando que el régimen socialista les cumpla con una promesa que hizo el entonces presidente Hugo Chávez.

Corresponsalía lapatilla.com 

Recuerdo que durante un Aló Presidente, Hugo Chávez dijo que esta comunidad sería una de las mejores del estado Bolívar, que tendríamos asfaltado, agua por tuberías y luz, pero nada se cumplió”, comentó Eleonora Núñez, una residente de la localidad conformada por tres etapas y unas 900 familias.

El asfaltado es uno de los problemas que los habitantes consideran como principal. “Eso nos afecta la movilización por las calles y, además, cada vez que llueve todo esto se vuelve un montón de barro que huele mal porque se une con el agua de las cloacas. Usted se podrá imaginar, eso parece un chiquero”, dijo Núñez.

La denunciante agregó que cocinar con leña se ha vuelto lo más común en el sector. “Todos tenemos nuestros fogones, porque no viene el gas doméstico. Las bombonas quedaron de adorno para la cocina”.

Más de 15 años engañados por Chávez: Francisca Duarte, el barrio olvidado de Bolívar

 

 

 

 

Quienes habitan en el barrio Francisca Duarte también sufren fallas eléctricas. Cabe acotar que el sector está a metros de una de las entradas de la Central Hidroeléctrica Antonio José de Sucre, conocida como Macagua. Por eso, los residentes afirmaron que es hasta irónico que padezcan apagones con frecuencia.

Ya no sabemos qué hacer. Nos cansamos de hacer protestas, de quemar cauchos y de cerrar la calle. Antes lo hacíamos mucho, pero ahorita hay mucha apatía, y eso es porque el gobierno nunca nos prestó atención. No importa cuántas veces cerremos la calle, igual nunca nos paran”, expresó Julio Méndez, uno de los vecinos que forma parte del consejo comunal de la zona.

Méndez agregó que han llevado innumerables a la gobernación a sus dependencias, pero jamás recibieron alguna respuesta. “Estamos olvidados, así nos sentimos”.