Entre agua podrida y calles rotas viven en el barrio Las Teodokildas de Bolívar

Cortesía

 

Al menos 650 familias de la UD 337, conocida como Las Teodokildas, en el estado Bolívar, viven entre aguas y calles rotas. Todo tiene un origen: el desborde de cloacas que sufren los ciudadanos desde hace 10 años, según relataron los propios afectados.

Por: Corresponsalía La Patilla

“El olor supone una grave contaminación. Ahora imagínate cuando algún niño tiene contacto con esa agua. Se enferman y hay que llevarlos de inmediato al hospital”, comentó María Zerpa, habitante de la comunidad ubicada al norte de Puerto Ordaz. La ciudadana reveló que como consecuencia de la situación varios vecinos han padecido dengue, diarrea, escabiosis y otras enfermedades de la piel.

Comentaron que el panorama está más grave desde que la Alcaldía de Caroní realizó un cambio de tubería y dejó la calle descubierta. “No saben hacer el trabajo, porque en lugar de venir ayudarnos, lo que hicieron fue empeorar todo. Como si nosotros fuéramos cochinos para vivir entre las cloacas”, declaró Luis Pernía, otro afectado.

Cortesía

 

Los residentes de Las Teodokildas esperan que el gobernador chavista, Ángel Marcano atienda su llamado. “Cuando estaba en campaña bastante que lo vimos caminando por las cloacas y prometió que las iba a arreglar, pero después que ganó no le hemos vuelto a ver la cara”, agregó Pernía.

La mencionada comunidad se suma a las decenas de sectores que, según el Observatorio de Servicios Públicos, están en la misma situación. La carencia de servicios como el agua, red de cloacas, asfaltado y tendido eléctrico, son los principales problemas de los barrios populares del sur de Venezuela.