Condenados a la prehistoria: en Bolívar se come todo “a la leña”

Condenados a la prehistoria: en Bolívar se come todo “a la leña”

 

 

Condenados a cocinar con leña están los habitantes de la parroquia Pozo Verde, una zona rural del municipio Caroní del estado Bolívar, al sur de Venezuela. Desde hace cuatro meses no reciben el suministro de gas doméstico, dijo Marta Rondón, una vecina que habló con La Patilla.

Corresponsalía lapatilla.com 

Rondón explicó que lo más grave son las consecuencias de la exposición al humo que proviene de las fogatas. “Mucha gente se está enfermando y uno no sabe si es por el humo o el coronavirus, o las dos cosas juntas. Hemos enviado cartas a la empresa Bolívar Gas y nada. Estamos cansados ya”, indicó la ciudadana, quien comentó que los vecinos están planeando una protesta.

Rutina de cortar leña

Habitantes de los asentamientos campesinos 19 de Abril, El Rodeo y El Silvestre, tienen como rutina salir todas las mañanas a cortar leña para poder cocinar. Están conscientes del daño ambiental que genera esa práctica, pero dicen que no tienen otra opción. “Sabemos que estamos cortando casi todas las matas de nuestra zona, pero ¿cómo hacemos?”, declaró Marco Rivero, otro vecino.

Aunque preparar los alimentos en cocina eléctrica puede ser una opción viable si no se tiene el gas doméstico, no es una alternativa para quienes habitan en la parroquia rural Pozo Verde, debido a los frecuentes apagones. Los afectados comentaron que en ocasiones hay hasta cuatro cortes de luz al día. “Entonces corremos el riesgo de que no haya electricidad para cocinar o que nos dañen las cocinitas por todos los bajones que hay”, sostuvo la vecina Ingrid López.

Mientras tanto, la empresa Bolívar Gas, a través de sus redes sociales, solo habla de operativos en algunos sectores de Puerto Ordaz, pero nada dice del padecimiento de los habitantes de la zona rural de Guayana.