Cayeron tres delincuentes de la banda “El Tren del Llano” en Guárico

Foto: @FundaREDES_

 

 

 

 

 

 

Tres presuntos integrantes de la banda criminal “El Tren del Llano” fueron aprehendidos por funcionarios de seguridad en la parroquia San José de Unare, municipio Pedro Zaraza del estado Guárico, por el delito de extorsión.

Por Corresponsalía lapatilla.com

Mediante videos, llamadas telefónicas y el cobro de altas sumas de dinero en moneda extranjera, los detenidos atentaban con la vida de comerciantes y productores del oriente guariqueño, a quienes amenazaban de muerte al igual que a sus familiares.

Los capturados quedaron identificados como José Rafael González Acosta, Freinny Annily Mota Zapata y Nanci Coromoto Flores, los cuales timaban a vendedores del sector El Dragal con montos que iban desde los 4.000 dólares, siguiendo instrucciones del líder negativo de la banda Carlos José Pirela Armas, alias “Carlitos Pirela”, sujeto que actualmente se encuentra huyendo de las autoridades.

Cabe destacar que el trabajo de Acosta González era vigilar a las víctimas a la hora de efectuar el pago, mientras que Mota Zapata se encargaba de realizar el cobro y Flores tenía la responsabilidad de recibir el dinero cancelado por los afectados.

Como evidencia fueron recolectados dos teléfonos celulares utilizados para la extorsión. Este caso quedó a la orden de la Fiscalía 27° del Ministerio Público (MP) de la entidad. Además, el Cicpc se encuentra tras la pista de otros delincuentes que están en fuga, de nombres Edgar José Yaguaracuto Toro, alias “El Cestero”, Rosmary Moraly Carrasquel Figuera y José Daniel Bolívar Figueroa apodado “El Toto”.

Es importante mencionar que dicha jurisdicción se ha convertido en blanco importante para los integrantes de la megabanda en las últimas semanas, que de acuerdo a la ONG Fundaredes, cuenta con unos 300 hombres armados y tienen alianzas con varias organizaciones criminales como el “Tren de Aragua”.

A través de las redes sociales, se han evidenciado videos de hombres con armas de alto calibre solicitando a los productores “alinearse con ellos” a cambio de dejarles trabajar.