Familiares y amigos de estudiante asesinado de la UDO en Ciudad Bolívar exigen justicia

Cuando fue hallado, Rendón tenía dos heridas de armas de balas | Foto: cortesía compañeros

 

El sueño de Luis era convertirse en médico cirujano. Por eso, tomó su maleta, y se mudó a la casa de una tía en Ciudad Bolívar para estudiar en la Universidad de Oriente (UDO). Ya estaba en el décimo semestre de la carrera, y todo marchaba según lo planeado hasta el 27 de enero.

Por Pableysa Ostos

“Ese día estuvimos en el hospital me tocó entrar a sala de parto con mi grupo y él se quedó esperando; luego de eso no lo vi más. Le escribí pero después de las 12:00 del mediodía los mensajes no le llegaron”, relató la amiga de Luis.

Ese día, fue la última vez que sus amigos y familiares supieron de él. No era normal que Luis Rendón no respondiera sus mensajes, ni sus llamadas y muchos menos que no llegará a la casa en la que vivía, en la urbanización 1200.

Volvieron a tener noticias del joven de 27 años, 48 horas después. Un grupo de personas sintió un olor fétido proveniente de los baños del parque Ruiz Pineda y dieron aviso a las autoridades. Se trataba de Luis.

Según el reporte preliminar, Rendón presentaba heridas por arma de fuego. Desde entonces sus familias y amigos han empezado una campaña en redes sociales exigiéndole a las autoridades que el crimen no quedé impune y se haga justicia.

Joven soñador

Luis era el menor de cinco hermanos. Era oriundo de Ciudad Guayana, específicamente de San Félix. La amiga de Luis., lo describió como un joven que “era de poco hablar con muchas personas”.

“Era alegre, contaba chistes era el alma de nuestro grupo, el que siempre nos hacía reír. Siempre con una sonrisa. Era una persona tranquila que no se metía con nadie… si preguntas en su círculo él no tenía problemas con nadie, ni siquiera discutía con alguien”, sumó la joven.

Recuerda su compañera de clases que “mayormente nos reunimos en mi casa para estudiar ya que vivíamos cerca”.

Piden justicia

La familia de Luis resaltó que “él siempre fue destacado en el liceo, con buenas notas académicas puedes. Un buen hermano, tenía muchas ocurrencias siempre nos hacían reír”.

“La familia está agradecida por la difusión y estamos pidiendo a Dios que esto no quede impune. Yo no tengo cuenta en Twitter pero uno de mi hermano sí. Y me dijo que nos han mandado muchos mensajes de fe”, relató uno de los hermanos de la víctima.

Merecía más

Otra compañera de Luis expresó “quiero comenzar diciendo que Luis Rendón merecía más. Merecería más que ser otra noticia de Instagram, merecía más que ser los comentarios de desconocidos haciendo conjeturas, merecía más que terminar de esta manera”.

“Porque él vivía su vida para ser más que un hijo, más que un hermano, más que un amigo, mas que un trabajador y mas que un estudiante. Vivía su vida para cumplir sus sueños y hacer a su familia orgullosa”, comentó su otra compañera.

Describió a Luis como que “no era el tipo de persona que intenta figurar, pero estoy segura que si era el protagonista de su vida, una vida que llevaba con calma, sin mezquindad, sin celo alguno, que te apoyaba y estaba ahí para ti. No era el de los chistes, pero era el que se reía más fuerte y te recordaba lo importante que eras para él”.

Recuerda que “cuando su familia le preguntaba por qué semestre iba,les decía voy cerca,ya voy llegando, no se preocupen por eso,su deseo era regalarle esa sorpresa a su mamá”.

Con impotencia, la joven nos relató que “en este mundo necesitamos más personas como Luis Rendón, que no son de muchas palabras, que no son un eco vacío, sino esas personas que llegan a tu vida, a tu corazón y se quedan contigo”.

Y con tristeza recordó “que el último día que lo vimos fue en una clase de ginecología, desde ese día no supimos más de él, al otro día (día viernes) nos tocaba guardia de ginecología y él no llegó”.