¡Una boca de lobos! La mayoría de las calles en Bejuma carecen de alumbrado público

 

Como una “boca de lobos” se encuentran la mayoría de las calles del municipio Bejuma en el estado Carabobo, por la falta de alumbrado público. Hay zonas en donde tienen hasta cinco años a oscuras.

Por Corresponsalía

Vecinos de la calle Valencia denunciaron que desde la avenida Los Fundadores hasta la avenida Plaza (cinco cuadras), está en penumbra, solo está iluminada la cuadra donde se encuentra unos locales de comida rápida y una panadería, “y es porque los dueños de estos comercios los mantienen alumbrados”, aseguró Martha Medina, quien habita en la zona.

Explicó que desde hace alrededor de cinco años se fueron quemando los bombillos y no fueron suplantados ni por la alcaldía ni por Corpoelec.

Durante un recorrido por varias zonas, se pudo evidenciar que en similar situación está la avenida Carabobo, una de las más transitadas y paralela a la avenida Bolívar del municipio, en donde son escasos los bombillos que funcionan, lo que es insuficiente para mantenerla iluminada.

Son los bombillos de las casas y de locales comerciales que proporcionan algo de luz en esta avenida en la que hay una escuela, dos farmacias, dos entidades bancarias, así como establecimientos de comida rápida y heladerías.

El sector Unión, específicamente la calle Urdaneta, también está a oscuras. “Tenemos unos tres años así en completa oscuridad”, aseguró una vecina, quien añadió que los maleantes se roban, además, los bombillos que ponen a las afueras de la casa.

Las vías que se encuentran iluminadas son las principales como la avenida Los Fundadores, que es la primera con la que se topan quienes ingresan al pueblo, y la Bolívar en la que hacen vida la mayoría de los comerciantes.

Según información ofrecida de manera extraoficial por una fuente ligada a Corpoelec, el alumbrado público, incluyendo plaza, parques y hospitales, pasaron desde 1992 a ser potestad de gobernaciones y alcaldías, según lo estipulado en la Ley Orgánica del Poder Público Municipal.

Explicó que es deber de Corpoelec garantizar que el punto de energía esté funcionando perfectamente, pues ellos cobran al municipio o gobernación por dicho servicio, pero el cambio de luminarias debe ser responsabilidad directa de los entes gubernamentales.

Indicó que el material de alumbrado público es muy costoso, por lo que los municipios donde manejan bajo presupuesto, como es el caso de los del occidente de Carabobo, los recursos no les da para cubrir la falta de luminarias, aunque dijo no es justificación, pues señaló que los mandatarios deben gestionar los recursos, bien sea ante la Gobernación o el Gobierno Nacional para solucionar la problemática.