Personal activo y jubilado de Cantv protestaron en Margarita contra la indiferencia patronal

Por segunda vez en menos de 15 días, los jubilados de la Compañía Anónima Nacional Teléfonos de Venezuela (CANTV) se congregaron frente a la sede de la telefónica estatal para exigir la reactivación de los servicios médicos que por contratación colectiva debe atenderles por lo que resta de vida.

Por Hazel Guédez/La Patilla

Paola Bettiol, jubilada de esa empresa, exigió a las autoridades regionales y nacionales que den respuesta a las exigencias presentadas hace más de dos semanas.

En esta oportunidad se unieron los trabajadores activos, exigiendo que la empresa pague las deudas pendientes con el centro médico El Valle, el único habilitado para atenderlos en caso de emergencia.

Guillermo Amaita, trabajador activo y directivo del sindicato que los agrupa, denunció que la semana pasada un compañero de labores sufrió serías lesiones en una de sus piernas por un accidente laboral, y al llegar a la clínica privada le negaron el ingreso.

Aseguró que dada la gravedad de las lesiones y en vista de la situación de los centros asistenciales públicos, debieron hacer una colecta para que pudieran darle ingreso al herido.
También exigen el pago a las farmacias que les suministran los medicamentos, ya que muchos tienen que costear los tratamientos de emergencia y ni siquiera tienen para cubrir los que deben cumplir de forma permanente.

Los jubilados y activos de la CANTV exigieron al presidente de la empresa, general Manuel Fernández Meléndez, que tome en sus manos la situación y les garantice la atención médica a jubilados y activos.
Igualmente reclamaron la homologación de las pensiones a los sueldos actuales, ya que como jubilados perciben menos de dos dólares mensuales.