“La perra” late echada en Yaracuy, por Robert Alvarado @robertveraz

No hay ser más fiel que un perro y si es una perra, no jile camarita…” Dicho llanero

 Se preguntarán ¿por qué ese título?, porque el gobierno y la oposición en Yaracuy son alto complacientes con el diputado que se ufana de saber contar plata, ampliamente conocido en los predios de María Lionza como “la perra” y que el miércoles 7 de octubre del año en curso ladró a sus anchas en un multitudinario acto político en Independencia, el municipio que lo vio nacer y padecer penurias que olvidó hace mucho tiempo ya, al igual que su ahora acaudalada familia.

Tan repugnante fue la actividad de Parra, que por primera vez el diario Yaracuy Al Día hizo un acto de sensatez, rompió el cerco informativo impuesto por el mandatario regional y al reprochar ese evento, que fue una cachetada para el pueblo yaracuyano, puso de relieve una realidad ocultada desde la gobernación y es que desde hace mucho tiempo Yaracuy es el estado Número 1 en el país con Covid19, tanto tiempo tiene Yaracuy de primero en las cifras de contagio que ya ni siquiera el gobierno nacional lo puede ocultar y últimamente siempre Delcy Rodríguez lo ha dicho en los reportes.

Quién iba a pensar, el gobernador de Yaracuy, Julio César León Heredia, es el jefe de campaña de Luis Parra. Sí, como lo leen, lo ha sido desde antes que “la perra” ascendiera al curul que ocupaba su hermano Néstor León Heredia en el parlamento nacional, y como buen Jefe de Campaña, para la juramentación de candidatos a diputados a la ANV de Primero Venezuela, tolda liderada por Parra, se esmeró en hacer de ese acto, el del 7 de octubre, una referencia de eficiencia bochornosa en medio de carencias que acogotan a la sociedad venezolana y restricciones de todo tipo para la congregación pública de personas, prácticamente sin cabida para eventos políticos como el que comento.

El equipo de prensa del Despacho del gobernador, liderado por la consorte guameña del otrora Julio León Arena (exaltada en el harén que antes copaba la de apellido Pagliari Centeno), casualmente hermana de la hijastra de Parra, cubrió el evento de éste de principio a fin en la Concha Acústica, lugar distante y de difícil acceso en estos tiempos de escases de combustible, sin embargo, para surtir la flota de vehículos puestos a disposición de “la perra” no hubo excusas de sanciones ni necesidad de escribir al Instagram del gobernador, registrarse en la página Patria, hacer cola desde días anteriores o transarse con funcionarios de las alcaldías y militares encargados de las estaciones de servicio, nada de eso, gasolina y gasoil hubo a dos manos para movilizar simpatizantes desde los más recónditos poblados de Yaracuy.

Julio León no salió en el helicóptero del ejército a acosarlos desde el aire, como acostumbra, hasta les permitió usar un dron para que tuvieran las mejores tomas. Tampoco les mandó a Bartolo o les cayó a lacrimógenas como al Padre Cheché o a plomo, no, no, no y no, en su lugar, me confirmó un colectivo, primo del recién fallecido Carlos Aquino Salgado, que ordenó que escoltaran las camionetas Toyota último modelo donde ahora se moviliza Parra, su telonero Miguel Ponente, recientemente sancionado por Estados Unidos y quien por cierto tiene a la hija, Mariajose Ponente Yustis, viviendo en New Jersey, de donde haremos que la saquen, y Edward Capdevielle, La Gata de Cocorote, y el asistente íntimo de éste de toda la vida, Daniel Materán, flamante coordinador de pre gira, por eso el día antes sube fotos del sitio donde Parra estará al día siguiente. Materán tiene toda su familia viviendo en Chile mientras él le “pone el pecho” a La Gata. Sólo faltaba la Pajarota.

A decir verdad, Julio León no es loco para hacer eso después de ordenarle al alcalde José Mujica, “el magister”, aprobarle el permiso a Parra violando una orden suya de prohibición de actos de masa, gracias a ese permiso “la perra” se montó en una tarima con la ropa que se compró en la doble gira que hizo a Europa rogando que le descongelaran las cuentas a su jefe máximo, Alex Saab, el preso de Cabo Verde. Se sentó en sillas tiffany, especialmente dispuestas para la ocasión, y sus cómplices le aplaudían las incoherencias que cual disco rayado está acostumbrado a proferir.

El ex copeyano Ramón Planas, asesor político de Julio León, es el otro eslabón en este triste circo figurando como gurú impectore. Planas es el alter ego de Jorge García, el hermano de Parra, al que conocen muy bien en el Iuty y que Planas lo tuvo de cafecero porque no tiene mayor capacidad intelectual, solo para quedarse con los vueltos para fumarse un cigarro en la 5ta con 19. A su hijo, por cierto, el único sobreviviente cuando asesinaron a sus otros 2 primos en la campaña pasada, le dicen el Nicolasito, no estudia, no trabaja, pero desde que su tío se cogió la presidencia de la asamblea se vino de Chile y ahora parece rico de cuna.

El candidato por el circuito 2 es Aníbal García, el comunicador alternativo de la radio de la que Miguel Álvarez de Lugo es socio, además de contratista de Julio León, y como Planas, él también aparece en la larga lista que cual triples y terminales de Panchita Parra denunció en Europa. La esposa del ex concejal Carlos Márquez, el socio de Ponente en el restaurant que tenían detrás de la Catedral, es candidata principal en el circuito por el que va Parra.

“La perra”, con la paca de euros amarrada con liguita, como todo el país y el mundo pudo apreciar en ese patético video que se hizo viral en las redes, viene realizando una gira nacional promoviendo una tal “rebelión de las regiones”, por cierto, plagiando el título de un libro de Luis Farías Balo, en la que haciéndole honor a su fracción reparte bolsas CLAP, así cualquiera se siente grande frente a gente que más nunca supo que es comer 3 veces al día, ni bañarse, ni cocinar con gas, padeciendo las calamidades de un pueblo secuestrado por un régimen genocida y violador de derechos humanos que con todo el dinero que ha saqueado le permite hasta crear la oposición a su medida. Por eso Luis Parra sale en VTV, y tiene al gobierno echándole una ayudaíta en las redes, porque esa tarjeta de Primero Venezuela no existe, es como un billete de 15, pero le sirve para hacerle el juego a Maduro.

Eso de que el padre le daba dinero para ir al cine, eso es mentira, fue en la calle donde Parra aprendió a contar billetes, porque cuando lamentablemente su madre murió su papá los abandonó, el Barrio Alegría es testigo de cómo deambulaba con sus hermanos por los rincones del Mercado Municipal de Independencia. En ese entonces, su tío Carlos Gamarra, su actual enlace con Cilia y Maduro, cuando lo veía decía pa´ allá no voy a mirar. Quién lo diría, mientras la gente sigue muriendo de Covid en Yaracuy, “la perra” continúa mandando decenas de putas al cirujano plástico en Caracas y construye un chalet en Chivacoa por los lados de El Ceibal.

En Yaracuy el único que hace oposición es Monseñor Víctor Hugo Basabe. Nadie de la mentada oposición grabó algún video, tomó fotos de la movilización o captó alguna marramucia sabiendo lo inescrupuloso y lo guapo que se siente Parra ahora con el apoyo de Maduro y el PSUV, pero sobre todo con Julio León de Jefe de Campaña, quien según las malas lenguas que abundan en San Felipe anda diciendo: “mejor pal perro si la perra es chuta”.


Cualquier información o sugerencia por robertveraz@hotmail.com     robertveraz@gmail.com     grsndz629@gmail.com     o bien por mí teléfono 0414-071-6704 y además pueden leer esta columna en mí página Web: https://robertveraz4.webnode.es/  y sigan mis comentarios y opiniones por @robertveraz en twitter e Instagram. Pueden ver mis videos en YouTube: Tips de @robertveraz. ¡Hasta la próxima semana, Dios bendiga a Venezuela!