Una tenista da positivo por Covid-19 antes del torneo WTA de Palermo

Reuters / Jeremy Lee
Livepic

 

Una jugadora dio positivo en los test de detección del COVID-19 antes del inicio del torneo WTA de Palermo, el primero del circuito femenino tras más de cinco meses se suspensión por la pandemia, confirmaron los organizadores este sábado.

No se reveló la identidad de la jugadora, que no presentaba síntomas y que lógicamente no tomará parte en el torneo, que se disputará en Sicilia a partir del 3 de agosto.

Este sábado fue declarada baja por enfermedad la búlgara Viktoriya Tomova (130ª), que iba a disputar las rondas de clasificación, lo que hizo pensar en ella como la persona afectada.

“La eficacia de los protocolos y los controles nos han permitido detectar un caso positivo entre las jugadoras que llegaron a Palermo”, anunció el profesor Antonio Cascio, el consultor del torneo en el tema del nuevo coronavirus.

“La citada jugadora, mientras esperaba los resultados de los test, estuvo en todo momento en su habitación de hotel”, precisó.

La WTA confirmó que el torneo se llevará a cabo como está previsto y subrayó que activó “inmediatamente” su plan de lucha contra la propagación del nuevo coronavirus.

“Toda persona que dé positivo permanecerá en aislamiento hasta que sea declarada curada por un médico, según los protocolos establecidos, y recibirá un tratamiento médico adaptado. Todos los que pudieran haber estado en contacto cercano con la persona (infectada) se someten a test siguiendo los protocolos de la WTA”, detalló.

“La jugadora, que se hizo un test a su llegada a Palermo en la unidad móvil adyacente al hotel donde se alojan las jugadoras, fue trasladada a una estructura (…) dedicada a pacientes asintomáticos”, explicó el profesor Antonio Casco.

El torneo de Palermo tiene este año un protagonismo al que no está acostumbrado, ya que es el encargado de reanudar el circuito WTA, que quedó detenido en marzo, antes de Indian Wells.

La rumana Simona Halep, número dos mundial, iba a participar en Sicilia pero finalmente renunció por la cuarentena de catorce días que Italia decretó para las personas procedentes de su país.

AFP