Marta de la Vega: ¿Qué significa Gobierno de Emergencia Nacional en Venezuela?

Al escribir el texto para Tal Cual descubro, el 21 de mayo, por coincidente afinidad e importancia, el mismo tema desarrollado en “La propuesta” de mi profesor y querido colega de la Universidad Simón Bolívar, Ángel Oropeza. 

La crisis es enorme y múltiple. Los militares dirigen de modo dominante los tentáculos de la tiranía. Han sido derrumbadas las instituciones, degradados los integrantes de las fuerzas armadas de sus funciones constitucionales para convertirse en parte de la camarilla que usurpa el poder o despóticos y arbitrarios vigilantes mafiosos de la gasolina, o administradores muy poco preparados para ejercer responsabilidades de civiles,  cómplices de la invasión de fuerzas extranjeras de Cuba, Rusia, China e Irán y torturadores despiadados. 

Estamos igualmente frente a una próxima e imparable hambruna. Ya hay desnutrición y hambre, pero no generalizadas. Todos los servicios públicos están colapsados: sin combustible, ni comida, ni agua ni transporte, ni energía eléctrica, ni comunicación telefónica, ni televisión por cable, ni remedios para enfermedades críticas, ni hospitales equipados para enfrentar la pandemia planetaria apenas asomándose en Venezuela. 

La necesidad de un gobierno de emergencia nacional fue anunciada el 28 de marzo pasado por el presidente encargado de la república, Juan Guaidó, previa aprobación en la AN.  Aunque haya periodistas, como el de Europa Press que cita ABC de España el 29-03, que insisten en llamarlo erróneamente “autoproclamado”. Está claro que asumió por mandato explícito de la Constitución venezolana vigente, siguiendo el artículo 233. 

El gobierno de emergencia nacional surge de previos consensos y la consulta a todos los sectores y gremios, que desembocó en un pliego de conflictos presentado en la concentración del 10 de marzo, para articular las carencias más imperiosas de la sociedad con la voluntad política de cambio. 

La caricatura de Marvin Figueroa en La Patilla también revela con elocuencia el sentido de urgencia de un gobierno de emergencia nacional. Un portavoz oficial de traje y corbata, sonriente ante un atril con micrófono, reporta “que los muertos por coronavirus son poquitos…así que no se preocupen (y a su lado se ve a un montón de muertos entrecruzados y apilados en torre) todos los demás son por hambre”. 

¿Qué significa un gobierno de emergencia nacional? 1. Una solución equilibrada, incluyente, como  ha sido demostrado en los procesos de transición exitosa, frente al horror cotidiano que se agudiza día a día en Venezuela. 2. Un acuerdo por negociaciones previas que no se completaron. 3. La confluencia entre la visión del gobierno interino y la propuesta actual del gobierno de Estados Unidos, muy favorable para Maduro y sus acompañantes. Las sanciones serían levantadas a medida que comience a funcionar el acuerdo. 

4- Significa el cese de la usurpación. Debe ser sin Maduro en el poder ejecutivo, porque “por razones obvias, no puede ser encabezado por alguien acusado de narcotráfico, pero tampoco puede ser un gobierno conformado únicamente por las fuerzas que representamos”, dice Guaidó. “A quienes me apoyan y han apoyado este camino, debo decirles que debemos ser realistas, responsables, en este momento que atraviesa el país; para que sea posible y para que sea sostenible, un gobierno de emergencia nacional no puede estar conformado solo por quienes pensamos igual.” 

5- Significa recomponer el tejido social roto por las confrontaciones antagónicas. Ni  destruir al otro, ni  buscar su exterminio, o venganza en vez de justicia, “ojo por ojo, diente por diente”. 6. Significa un esfuerzo incluyente: “Y tampoco puede estar conformado solo por nosotros y quienes sostienen a la dictadura; tiene  que ser amplio e incluir a todos los sectores políticos y sociales necesarios para afrontar esta grave emergencia que nos viene y se va a agravar”, dijo Guaidó. 7. Significa que para construir confianza, se necesita que cambien los protagonistas. Formarán este gobierno quienes sean idóneos y tengan probidad,  preparación y conocimientos para resolver la múltiple crisis. 

Guaidó enfatiza: “Lo que nosotros planteamos es instalar un gobierno de emergencia nacional que incluya a todos los sectores políticos del país”. 8. Significa que participarán los vinculados al régimen, siempre que sean preparados y honestos. 9. Por último, significa que será un gobierno corporativo. Sus características, medios y tareas serán “delegar a un Consejo de Estado paritario las funciones fundamentales del Estado, atención de la emergencia, estabilidad y reconciliación del país; abrir un canal humanitario que permita la entrada inmediata de la ayuda internacional; la solicitud de un préstamo inicial de mil doscientos millones de dólares para atender la emergencia y hacer aportes directos a cada familia que dependen del día a día, desde los más vulnerables. 

El Consejo de Estado estaría integrado por 3 representantes de las fuerzas democráticas y por 3 del régimen de Maduro, 1 escogido de mutuo acuerdo y 2 militares que no estuvieran implicados en acusaciones de narcotráfico, lavado de dinero, corrupción o crímenes de lesa humanidad. Esta fue una de las propuestas aceptadas en las conversaciones en Oslo,  abruptamente interrumpidas por los delegados del régimen el 6 de agosto de 2019. 

Por la complejidad geopolítica de la crisis, los aliados internacionales de los países democráticos serán decisivos para lograr una solución viable, no un trágico desenlace.