Rusia critica a Europa por su medida respecto al pacto nuclear iraní

Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia. Foto: Mikhail Japaridze/TASS.

 

El Ministerio de Exteriores de Rusia expresó hoy su decepción con la decisión de Alemania, Francia y Reino Unido, países firmantes del acuerdo nuclear de 2015 con Irán, de presionar a la nación persa mediante el mecanismo de resolución de litigios incluido en el Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA).

“La decisión de los participantes europeos del JCPOA de activar el mecanismo de resolución de litigios previsto en el párrafo 36 del acuerdo (…) genera una gran desilusión y una gran preocupación”, declaró hoy el departamento de información y prensa de la entidad diplomática rusa.

Para el Ministerio de Exteriores, no existe “ningún fundamento” para un paso como el anunciado este martes por Berlín, París y Londres.

Moscú estima que en vez de dar solución al problema, esto pondría en peligro el futuro del acuerdo nuclear iraní.

DE UNA NUEVA ESCALADA AL PUNTO DE NO RETORNO

“No descartamos que los pasos irracionales de los tres países europeos conducirán a una nueva escalada en torno al JCPOA y tornarán imposible el retorno del acuerdo nuclear a los marcos establecidos inicialmente, algo que supuestamente pretenden” con este paso Alemania, Francia y Reino Unido, recalcó la parte rusa.

Moscú recordó que los motivos que han tornado difícil el cumplimiento del JCPOA son harto conocidos y no están relacionados con Irán.

“Cuando se concibió este mecanismo nadie podía suponer que Estados Unidos abandonaría unilateralmente el JCPOA. Lamentablemente, pese a los importantes esfuerzos de las partes desde la salida de Washington del acuerdo nuclear en mayo de 2018, resultó imposible devolver a los acuerdos la estabilidad inicial”, aseveró la entidad diplomática.

Rusia subrayó que “las decisiones de Teherán de cesar sus compromisos voluntarios en el marco del JCPOA son una respuesta y ante todo una reacción a la burda violación de los acuerdos y la resolución 2231 del Consejo de Seguridad de la ONU por parte de EE.UU.”

BAJO VIGILANCIA DEL OIEA

“Pese a ello, el programa nuclear iraní continúa bajo una vigilancia constante, sin precedentes por su envergadura y escala, del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA)”, constató la entidad, que reclamó a los países europeos no haber implementado medidas para evadir las sanciones impuestas por EE.UU. a Irán.

El acuerdo nuclear, firmado en Viena en 2015 tras meses de duras negociaciones, impuso a Irán limitaciones al tamaño y alcance de su programa nuclear, asegurándole que podría seguir usando la energía atómica con fines pacíficos y que se levantarían las sanciones que ahogaban su economía.

El presidente estadounidense, Donald Trump, sacó a su país en 2018 del acuerdo, negociado por su antecesor, Barack Obama, y reactivó la presión y las sanciones contra Irán, para obligarle a firmar un “acuerdo mejor”.

En respuesta, Irán comenzó el pasado julio a incumplir sus compromisos, superando progresivamente la cantidad y la pureza del uranio enriquecido que permite el acuerdo, y empleando maquinaria y tecnología vetada en el mismo. EFE