Protagonizó la icónica foto de la crisis en Venezuela y se mudó a Chile buscando paz, pero lo persiguen las protestas

De Venezuela a Chile: el drama latinoamericano en primera persona. (AFP)

 

 

Eran las dos o las tres de la tarde del 3 de mayo de 2017. José Víctor Salazar no recuerda la hora exacta. Era el tercer mes consecutivo de marchas violentas en Venezuela y ya habían muerto 41 personas. Ese día iba a haber cuatro más, pero eso José no lo sabía. Tampoco sabía que a esa hora un objeto iba a golpear el tanque de nafta de una moto incendiada y que él se iba a transformar en una masa de fuego incandescente.

Por: Todo Noticias

Las llamas consumieron el 55% de su cuerpo en segundos, y esa imagen -la de su espalda y sus piernas ardiendo en una carrera desesperada por escapar- recorrió el mundo y se transformó en la mejor metáfora de la crisis venezolana. Tanto, que le valió el premio World Press Photo 2018 a Ronaldo Schemidt, quien la tomó.

“Estaba luchando junto a mis amigos, me estaba acomodando la máscara que se me salía a cada momento y de repente me vi envuelto en llamas. Sentí mucho dolor. Alguien me socorrió y me llevaron en moto a una clínica”, le recuerda hoy José a TN.com.ar. Después son fragmentos y escenas en negro.

La historia clínica dice que después fueron muchas operaciones durante cuatro meses: piel injertada, cirugías en el brazo y cicatrices que no cierran en la espalda, el pecho y los tobillos.

Hoy, José Víctor Salazar vive en Santiago de Chile. Llegó en junio de 2018 tras un largo viaje por tierra que logró hacer gracias a la ayuda de su familia. El país trasandino lo recibió bien -dice-, con trabajo y buena gente.

Puedes leer la nota completa en Todo Noticias