“Hubo billete en la liberación de Ovidio Guzmán”, sospecha jerarquía católica en México

Hay inquietud entre la jerarquía católica de México sobre los niveles de inseguridad y violencia.

Domingo Díaz Martínez, arzobispo de Tulancingo, manifestó sus sospechas sobre la existencia de actos de corrupción en la liberación de Ovidio Guzmán, hijo del narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera y uno de los herederos del Cártel del Pacífico, que respaldó el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Por infobae.com

“Personalmente pienso que hubo billete en la liberación de el hijo de “El Chapo”, yo no sé si será para bien o para mal, pero pues si van por él, debieron agarrarlo, por qué no lo hicieron, entonces. El llamado que haría al presidente es que prepare a su equipo y que actúe con sabiduría e inteligencia, que se preparen, porque yo creo que no lo estaban”, dijo al referirse al operativo fallido en el que se aprehendió e inexplicablemente se liberó a Ovidio Guzmán, uno de los narcotraficantes más buscados por el gobierno de Estados Unidos (EEUU).

El prelado mexicano dijo desconfiar de la versión oficial, que asegura haber privilegiado la vida de los mexicanos, por encima de la detención de un delincuente. Explicó que la falta de estrategia y preparación de un operativo de esa magnitud, fueron los factores que provocaron una escalada de violencia en la ciudad de Mazatlán, Sinaloa el pasado 17 de octubre.

“Yo no sé lo que ha pasado allá, ha despertado muchas sospechas, pues la pregunta es cómo van con poquito personal para combatirlos. Cómo dice el evangelio, se tiene que calcular y si el que viene contra ti trae más de 100 personas, cómo vas a llegar con 50”, inquirió.

El arzobispo Díaz Martínez hizo un llamado al presidente AMLO para que “prepare” a su gabinete de seguridad y use la “sabiduría” e “inteligencia”, al definir y autorizar la estrategia gubernamental para combatir la violencia y el crimen organizado en todo el territorio nacional. Incluso, reveló que todos los días “hace oración” para que el presidente tome las “mejores” decisiones.

“Nosotros hacemos oración para que el presidente tome las mejores decisiones y nosotros querríamos que así fuera. Se necesita sabiduría para esos momentos y la sabiduría consiste en actuar a tiempo y buscar lo mejor para el hombre, pero hacerlo a tiempo”, confió.

El jueves 17 de octubre, una patrulla integrada por 30 elementos de la Guardia Nacional y el Ejército Mexicano fue atacada por un grupo de sicarios que resguardaban una vivienda en Mazatlán, Sinaloa. En ese sitio aprehendieron a 4 personas, entre ellas Ovidio Guzmán López, hijo del capo conocido como “El Chapo” Guzmán.

El Gabinete de Seguridad de México determinó retirar a las fuerzas federales de la zona y liberar a Ovidio Guzmán, para calmar los disturbios que durante 12 horas aterrorizaron a los pobladores y dejaron un saldo oficial de ocho muertos y 16 heridos, además de la fuga de reos del penal de Aguaruto.

“No puede valer más la captura de un delincuente que las vidas de las personas. Ellos (el gabinete de seguridad) tomaron esta decisión (liberarlo) y yo la respaldé”, dijo el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en una conferencia de prensa.

En Mazatlán prevalece una tensa calma. La Secretaría de la Defensa Nacional anunció que para fortalecer la presencia de tropas en la zona de Culiacán envió a 230 militares que tienen “un adiestramiento y armamento especializado”.

Hubo “billete” en otros casos

No es la primera vez que el Arzobispo de Tulancingo, Domingo Díaz Martínez, supone que ha habido dinero para impulsar un movimiento pro aborto en el estado de Hidalgo, donde el congreso local discute la conveniencia de despenalizar la interrupción del embarazo.

En una entrevista publicada por el periódico Criterio de Hidalgo, el arzobispo afirmó que hay dinero que “financia” las movilizaciones para promover la despenalización y recordó que las farmacéuticas y clínicas de aborto obtendrían un beneficio económico importante, con la aprobación de la iniciativa que debaten los diputados locales.

“Eso debe preocupar a nuestros gobernantes y partidos políticos. A la iglesia le preocupa que haya gente que piense así, porque la cultura es muy baja y los valores van disminuyendo”, aclaró.

Si el congreso de Hidalgo aprueba las modificaciones al código penal de la entidad, se convertiría en el tercer estado en despenalizar el aborto, después de la Ciudad de México (abril 2007) y Oaxaca ( septiembre 2019).