ALnavío: La oposición se une para derrotar a Evo Morales en una casi segura segunda vuelta

Las encuestas habían pronosticado una segunda vuelta / Twitter: @carlosdmesag

 

A Evo Morales lo afectó el desgaste. Y también la derrota de 2016. La derrota en el referendo que le impedía ser candidato presidencial para un cuarto periodo. Los analistas del entorno de Evo Morales veían cuesta arriba el 50% en la primera vuelta y sacarle 10 puntos de ventaja a Carlos Mesa. Era Evo Morales más bien el que señalaba que las encuestas en las elecciones anteriores tampoco lo favorecieron pero que siempre terminaba ganando con amplia ventaja. Esta vez le falló el olfato. El Presidente se vendía como el candidato de la estabilidad. Lo seguirá haciendo, porque todo parece indicar que habrá una segunda vuelta.

Por Juan Carlos Zapata / ALnavío

Lo decíamos este martes 15: “Evo Morales tiene la ventaja. Todas las encuestas lo dicen. Pero falta el remate. En el comando de campaña del mandatario no están seguros de alcanzar el 40% de los votos este domingo y al mismo tiempo sacarle 10 puntos de ventaja al expresidente Carlos Mesa para así evitar la riesgosa segunda vuelta”.

Sacó el 45%, según los datos oficiales conocidos hasta esta hora. Le faltó la ventaja de 10 puntos puesto que Carlos Mesa obtuvo 38%. Una ventaja de 7% para el mandatario. Evo Morales ha puesto el resultado como un triunfo y espera sumar más en las próximas horas de las áreas rurales.

La verdad es que el escenario se convierte en inédito. Era lo que temía el expresidente de Ecuador, Rafael Correa. Que si Evo Morales iba a una segunda vuelta, la situación se le complicaba. Ya nuestro analista, Rogelio Núñez lo anticipaba: Evo Morales se enfrenta a las elecciones más reñidas de los últimos años. Ahora está por confirmarse la tendencia. Puesto que la transmisión de resultados fue interrumpida y Mesa ha hecho la denuncia. Y señala que la segunda vuelta es irreversible y que ahora se encuentra a 5% de Evo Morales, según revelan los conteos rápidos de firmas especializadas.

Siga leyendo en ALnavío